Cristo del Tibidabo

Descubre todo lo que el Cristo del Tibidabo tiene para ofrecer, desde su historia hasta su imponente belleza, ubicación y demás características que vale la pena conocer.

La estatua del Cristo del Tibidabo

El Cristo del Tibidabo original fue elaborado por Frederic Marás entre 1934 y 1935, se colocó en la cúspide del templo y medía 8 metros de altura, siendo considerado el más grande del país.

Sin embargo, durante la guerra civil la escultura metálica se derribó y fundió para ser empleada en la elaboración de suministros bélicos en 1936.

Al culminar la guerra, la necesidad de volver a colocar un monumento en honor a Cristo era clara y los salesianos depositaron esta responsabilidad en Josep Miret, un arquitecto que procuró replicar la belleza de la estatua original pero con ciertas diferencias.

La estatua actual del Cristo de Tibidabo se creó en 1950 y es más pequeña que la original pero mide la impresionante altura de 7,5 metros.

Aunque originalmente se colocó en la terraza inferior del templo, luego fue movida en 1961 en la parte superior, en el emplazamiento donde se pretendió colocar la primera.

Tras la colocación del Cristo de Tibidabo, se inauguró en octubre de 1961como una forma de conmemorar el 75 aniversario de la visita de Juan Bosco a la localidad de Barcelona y los 50 años de haber inaugurado el templo religioso.

¿Cómo luce la imagen del Cristo del Tibidabo?

La imagen de Cristo que se muestra en el Tibidabo es una icónica figura con barba y cabello largo dividido a la mitad.

Su vestimenta es una túnica abierta que muestra el corazón recrecido de amor, tal como se describe en la visión de Santa Margarita María de Alacoque.

El Cristo del Tibidabo se muestra con los brazos abiertos y extendidos en una actitud protectora hacia la localidad de Barcelona que se ubica metafóricamente a sus pies.

Esta escultura se restauró en el año 2002 como conmemoración del centenario de la primera piedra en el templo de Tibidabo.

La imagen del Cristo del Tibidabo es muy popular en Barcelona e incluso conocida por quienes jamás la han visitado en persona.

La inauguración de la estatua del Cristo del Tibidabo

El día 10 de octubre del año 1961 se colocó en el templo la imagen del Cristo del Tibidabo a manera de cierre de la construcción de la iglesia. El evento se llevó a cabo en horas de la mañana y se realizó para ello un acto conmemorativo.

Este acto se realizó durante los preparativos del Congreso Internacional del Culto al Sagrado Corazón de Jesús en Barcelona, que a su vez conmemora la celebración del 75 aniversario de la donación de los terrenos.

La imagen del Cristo del Tibidabo fue bendecida por el Papa Juan XXIII desde su localidad en Roma, con la frase “Al iluminar esta monumental estatua del Sagrado Corazón y la montaña, corona a Barcelona en su pedestal y trono de Cristo Rey, invocamos tu benevolencia tanto en la ciudad como en el país para que nos bendiga”.

El Cristo del Tibidabo está elaborado en bronce fundido y pesa 5 toneladas, debido a la gran altura que posee.

La imagen del Cristo del Tibidabo es una figura que miles de feligreses visitan cada año, no solo por su belleza arquitectónica sino por la magia histórica que encierra y que despierta la fe de quienes creen en su poder.

Al visitar el templo es posible ver la imagen del Cristo del Tibidabo, imponente y majestuosa sobre la estructura, donde permanece desde su colocación.

Te invitamos a visitar el templo y apreciar la belleza del imponente Cristo del Tibidabo cuando estés de paso en la localidad de Barcelona.