1. Después de la solemne fiesta de San Juan Bosco iniciamos este mes con la mirada puesta en la Solemnidad de la Pascua. Con el Miércoles de Ceniza nos adentrarnos en el camino Cuaresmal de 40 días penitenciales que nos ayudarán a morir al pecado para vivir la vida en el Espíritu. Pedimos para que toda la Iglesia, herida por nuestros pecados, alcance con la austeridad cuaresmal, el perdón y la misericordia del Padre.
  1.  Yo no tengo a nadie más, perdonad si os llamo”, nos dice una señora que sube a menudo a rezar, tiene problemas con su hijo casado que está separado, y a ella le toca cuidar de los dos nietecillos, pero reza y está en paz. Pedimos por los abuelos que los atienden con cariño para que el Señor les dé paciencia y les recompense con el gozo de la paz.
  1. Recordamos con emoción el domingo 10 de enero en que se abrió la puerta de la basílica y, con la Eucaristía solemne, iniciamos este año del JUBILEO DE LA MISERICORDIA, durante el cual, podremos obtener la indulgencia plenaria para remisión de las penas de los pecados ya perdonados. Pedimos por todos los fieles que subirán durante este año a este Templo del Tibidabo.
  1. Ya he pasado por la puerta, y ¿ahora qué se hace?”, nos dice una viejecita que sube al Templo para ganar el Jubileo. Le informamos que lo importante es la confesión sacramental, comulgar, orar por el Papa, hacer una limosna y una obra de misericordia. Pedimos por todos los fieles que, confiando en la misericordia del Señor, subirán al Templo en este año de gracia.
  1. Tres señores jubilados suben caminando la montaña, se presentan como antiguos salesianos, y lo primero que hacen es preguntarnos por sus compañeros de estudios. Están emocionados como si, con la historia, tocaran algo importante de sus vidas. Se alegran mucho de recordar los años que estuvieron en la escolanía. Pedimos por tantos salesianos, que dejaron la vida religiosa para escoger el camino del matrimonio, y ahora jubilados, no pueden dejar de querer a Don Bosco.
  1. En la noche del día de Navidad se presentan unos 30 jóvenes para tener una hora de adoración ante el Santísimo Sacramento. Nos alegramos con ellos, y pedimos por todos los que en estos días de Navidad, vivieron con sentido cristiano la fiesta.
  1. Un joven nos saluda al ir a entrar en la capilla del Santísimo recordando el encuentro que tuvo con un salesiano en el bosque, en donde él hace ejercicio físico cada dos días. Se le ve entusiasta y da gusto hablar con él. Pedimos por los jóvenes cristianos, para que no se dejen atrapar por el hedonismo que nos rodea, y sepan gozar del deporte y la naturaleza.
  1. Soy de Venezuela y llevo 13 años viviendo en Barcelona, trabajo para el turismo y me encanta subir a este Templo”, nos dice un señor con una barba larga que acompaña a dos señoras de su país que escuchan con satisfacción la historia de Don Bosco y del Tibidabo. Pedimos por tantos hispanoamericanos que viven en Barcelona, para que vivan con gozo la fe que recibieron.
  1. Nos visita un grupo de jóvenes de la Asociación hogares de Maria que atiende a las madres para que puedan llegar al final del embarazo de sus hijos. Pedimos por las madres que han abortado, para que el Señor les conceda el arrepentimiento y se acerquen al sacramento de la Reconciliación.
  1. Mi hija conecta con el padre Carlos de los salesianos de Argentina que ha formado un grupo de meditación de la Palabra de Dios por watsap y está muy contenta”, nos comenta la madre de una chica del grupo juvenil argentino que nos visita, y asiste a la Eucaristía. Pedimos por los agentes de pastoral, para que sepamos emplear todos los medios modernos para la evangelización, tan urgente en nuestro mundo materializado.
  1. Una joven que vive con su madre está pasándolo mal y nos pide oraciones por sus padres separados; Pedimos por los matrimonios separados, para que se dé en ellos la reconciliación y el perdón.
  1. Hay una confusión a todos los niveles y por eso vengo a pasar la mañana aquí”, nos dice un señor al ir a entrar en la capilla de la adoración. Se le nota que está molesto porque le sobrepasa todo lo que está viendo por TV. Pedimos por la situación política de España, para que sobre los intereses partidarios, se procure el bien común de todos los españoles.
  1. Un grupo excursionista catalán ha entrado en la cripta y escucha la historia de la montaña y el Templo Expiatorio. Alguno se separa disimuladamente del grupo porque parece que no quiere oír algo que le suena a religioso. Pedimos por los catalanes de Barcelona que todavía no han subido a este Templo, para que el Señor los atraiga y puedan descubrir la historia como el lugar en donde Dios actúa..
  1. Somos protestantes evangélicos. Dios es nuestro Padre”, nos dicen dos señoras que han estado orando un rato en la cripta con los brazos levantados, al preguntarles si eran católicas. Nos unimos a ellas aunque sentimos las diferencias. Pedimos por la unión de las confesiones cristianas, para que lleguemos a formar la única Iglesia que tiene su origen en los apóstoles, escogidos por Jesús mismo.
  1. Una mamá con su pequeño de unos 6 años, entra en la cripta toda en silencio e iluminada por la luz de la tarde que penetra por las vidrieras. El pequeño enseguida se arrodilla, cierra los ojos, y durante unos instantes está quieto, algo de la belleza del alma se refleja en su rostro. Luego le damos una estampa de Jesús que acepta agradecido. Pedimos al Corazón de Jesús por los mayores, para que sepamos orar con la sencillez de los niños.
  1. Yo he salido y luego he entrado por la puerta principal y, aunque parezca simple, lo he hecho como el rey que se lavó tres veces en el Jordán y quedó limpio de la lepra”, nos dice una señora que quiere ganar el jubileo. Pedimos por todos los que este año santo vendrá con fervor a ganar el jubileo.
  1. Puede darme una bendición”, nos dice un joven que viene de Cádiz y ha sido destinado a Barcelona para ejercer de policía. Después de hablar con él le enseñamos la iglesia. Pedimos por los españoles que trabajan en Barcelona, para que sepan integrarse y no pierdan sus costumbres cristianas.
  1. Dos jóvenes se presentan de repente a la adoración nocturna pasada la media noche, ya que por un descuido la puerta estaba abierta. Uno de ellos nos dice que su compañero lo está pasando muy mal y por eso lo ha traído aquí para rezar un rato. Pedimos por los jóvenes con problemas y agobios, para que encuentren compañeros que les acerque al Señor que sabe de dolencias, toca el espíritu, y cura.
  1. Yo tengo tantos parientes en la otra vida como en esta, y si no creyera estaría desesperada”, nos dice una señora a la que presentamos este Templo con su historia de cien años y la proyección eterna de la vida. Pedimos por los cristianos, para que sepamos captar los signos de eternidad que nos ayudan a confiar en la misericordia de Dios Padre.
  1. Un joven que tiene alguna hora libre, hace un voluntariado de “Amics de la gent gran”, con mucha ilusión. Una vez a la semana va a charlar con un viejecito que le han encomendado. No se trata de hacer ninguna ayuda sino solamente de ser su amigo. También salen juntos si el anciano lo desea. Pedimos para que cada vez haya más voluntarios que quieran dedicar su tiempo a “estar con” los ancianos.
  1. ¿Dónde está la imagen de San Miguel Arcángel?, nos pregunta una joven madre con su hija que están visitando el Templo. Le indicamos su gran escultura de la fachada del Templo en que vence en la lucha al demonio, recordando la calle del “portal del ángel” de la ciudad. Pedimos la protección de los ángeles sobre los hijos de familias desestructuradas que tanto sufren.
  1. Encontramos dentro de la iglesia una carta con un papel arrugado y con letra visiblemente afectada. Se ve que es preocupado por la situación física y espiritual de su familia. No tiene trabajo y pide a Dios que venga en su ayuda. Presentamos al Señor a todas las familias necesitadas de Barcelona.
  1. Me casé aquí en el Tibidabo pero fui a vivir a Galicia, aunque vengo cada Navidad a visitar a los padres”, nos dice un joven que tiene problemas serios con su esposa. Se confiesa, asiste a la Eucaristía, y pasa a la capilla del Santísimo. Al ver su fervor, le invitamos a la adoración nocturna, y nos dice que lo va a hacer. Pedimos por los matrimonios jóvenes con dificultades de relación, para que confíen en la gracia del Sacramento y luchen por mantenerse fieles al compromiso matrimonial.
  1. Tantas agencias nos traen sus grupos de jubilados a visitar el Templo. Los abuelos escuchar con interés la historia y muchos entran con devoción en la capilla de la adoración perpetua. También suben a las terrazas. Nos encantan los abuelos que llevan una vida entregada a la familia. Pedimos al Señor que bendiga a los abuelos, para que sean conscientes del bien que pueden hacer con sus nietos.
  1. Es igual que no hayan venido todos, podemos hacer la reunión igual”, nos dice una señora que ha iniciado hace poco el 2º grupo de Biblia y no quiere perderse ni una reunión, ya que encuentra en la Sagrada Escritura una luz que le va dando paz y sentido a todos sus problemas Pedimos para que vaya creciendo en los cristianos el hambre de la Palabra de Dios que da sentido e ilumina nuestras vidas.
  1. Cuatro señores andan como despistados por la cripta. Les señalamos los mosaicos y les presentamos algo de la historia. Uno que era de Irán, nos dice que vienen de Marruecos. Al presentarles la vida como una seleccionados de millones de posibilidades… esbozan una sonrisa. Pedimos por los que nos visitan y no son cristianos, para que no estén cerrados al conocimiento de Jesús.
  1. Me voy a confirmar en mi parroquia junto con una joven universitaria”, nos dice muy contento, un señor que suele subir los domingos por la mañana. Se está preparando con un folleto que le han dado en la parroquia. Pedimos para que los cristianos sepamos valorar los sacramentos en los que el Señor resucitado nos va santificando con su gracia.
  1. Un grupo de hermanas religiosas del P. Palau suben al Templo como cada mes, en una tarde de jueves para estar unas horas de adoración ante el Santísimo Sacramento. Les agradecemos su fervor y su amor a Jesús Sacramentado. Pedimos para estas Hermanas y su Congregación misionera, santas vocaciones y espíritu de fortaleza en la fe.
  1. A mí el Señor me cogió hace 23 años y me transformó en un padre de familia. Yo era un Haevy con pendientes, botas,… y camisa butano. Ahora soy padre de familia con dos hijos. Nunca le estaré bastante agradecido al Señor”. Nos narra emocionado un adorador nocturno del 4º martes. Pedimos al Señor Sacramentado que siga atrayendo a los jóvenes a la adoración.
  1. Dos parejas de abuelitos han subido la montaña caminando y están almorzando en la escalinata del Templo. Se les ve que están gozando y enseguida entramos en conversación con ellos. Saben que aquí estamos los salesianos y hasta conocen a alguno de ellos. Pedimos por las persones mayores ya retiradas para que sepan gozar de la naturaleza y vivir con júbilo su ancianidad.
  1. Nos comunican el fallecimiento del Sr. Rovira que tantos años estuvo de presidente de la adoración nocturna y tantas horas de oración hizo en esta capilla del Santísimo. Ahora residía fuera de Barcelona. Le recordamos ante el Señor Sacramentado. Pedimos por su eterno descanso y por todos los adoradores nocturnos difuntos del Tibidabo.
  1. Una joven acompaña a un señor ciego, que ciertamente tiene que imaginarse toda la belleza de los mosaicos venecianos. Al llegar ante el gran crucifijo, la joven le acerca para que el ciego lo pueda tocar y así imaginárselo. Con la mano puesta sobre sus pies se queda quieto un buen rato con gran devoción. Pedimos por los invidentes, para que la luz de la fe les dé alegría y sentido a sus vidas.
  1. Hemos venido desde Australia a conocer a los nietos”, nos dice una señora que con su marido visita el Tibidabo. Se nota su alegría. Pedimos por las familias que tienen que vivir separadas a causa del trabajo, para que no pierdan sus raíces familiares y cristianas.
  1. Una pareja con su pequeño se pasean por la cripta, se paran ante un lampadario, encienden una vela eléctrica, la pequeña lee la oración, y al salir hacen todos la señal de la cruz. Fue encantador ver la simplicidad con que se puede vivir la fe. Pedimos por los cristianos, para que sepamos vivir nuestra fe con simplicidad y seamos agradecidos.
  1. Somos de San Ramón de Cecide en donde estamos estudiando”, nos dice el grupo de jóvenes mercedarios que quieren conocer el Templo y la historia de Don Bosco. Pedimos por las vocaciones religiosas de los Mercedarios que, desde sus orígenes, tanto bien han hecho a la Iglesia.
  1. Un grupo de Hermanas de la madre Teresa de Calcuta sube a orar y a visitar el Templo. Escuchan con atención admirable la historia de Don Bosco. Al ver a un joven lloroso sentado con su mochila en el suelo, la superiora se acerca enseguida para hablar con él. Al marchar le atendimos nosotros. Pedimos por la Congregación de las Hermanas de Calcuta, para que el Señor les sostenga y fortalezca en su misión de servir a los más pobres.

Deja un comentario