Mes: enero 2016

Evangelio del Día San Juan Bosco: 31/01/2016

Evangelio del Día San Juan Bosco: 31/01/2016

Texto del Evangelio (Mt 18,1-5):
En una ocasión se acercaron a Jesús los discípulos y le dijeron: «¿Quién es, pues, el mayor en el Reino de los Cielos?». Él llamó a un niño, lo puso en medio de ellos y dijo: «Yo os aseguro: si no cambiáis y os hacéis como los niños, no entraréis en el Reino de los Cielos. Así pues, quien se haga pequeño como este niño, ése es el mayor en el Reino de los Cielos. Y el que reciba a un niño como éste en mi nombre, a mí me recibe».

Sábado de la tercera semana del tiempo ordinario: 30/01/2016

Sábado de la tercera semana del tiempo ordinario: 30/01/2016

Evangelio según San Marcos 4, 35-41.

Al atardecer de ese mismo día, les dijo: “Crucemos a la otra orilla”.
Ellos, dejando a la multitud, lo llevaron a la barca, así como estaba. Había otras barcas junto a la suya.
Entonces se desató un fuerte vendaval, y las olas entraban en la barca, que se iba llenando de agua.
Jesús estaba en la popa, durmiendo sobre el cabezal.
Lo despertaron y le dijeron: “¡Maestro! ¿No te importa que nos ahoguemos?”. Despertándose, él increpó al viento y dijo al mar: “¡Silencio! ¡Cállate!”. El viento se aplacó y sobrevino una gran calma.
Después les dijo: “¿Por qué tienen miedo? ¿Cómo no tienen fe?”.
Entonces quedaron atemorizados y se decían unos a otros: “¿Quién es este, que hasta el viento y el mar le obedecen?”.

Leer el comentario del Evangelio por : Santa Teresa de Ávila
En medio de la tempestad

Viernes de la tercera semana del tiempo ordinario: 29/01/2016

Viernes de la tercera semana del tiempo ordinario: 29/01/2016

Evangelio según San Marcos 4,26-34.

Y decía: “El Reino de Dios es como un hombre que echa la semilla en la tierra:
sea que duerma o se levante, de noche y de día, la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo.
La tierra por sí misma produce primero un tallo, luego una espiga, y al fin grano abundante en la espiga.
Cuando el fruto está a punto, él aplica en seguida la hoz, porque ha llegado el tiempo de la cosecha”.
También decía: “¿Con qué podríamos comparar el Reino de Dios? ¿Qué parábola nos servirá para representarlo?
Se parece a un grano de mostaza. Cuando se la siembra, es la más pequeña de todas las semillas de la tierra,
pero, una vez sembrada, crece y llega a ser la más grande de todas las hortalizas, y extiende tanto sus ramas que los pájaros del cielo se cobijan a su sombra”.
Y con muchas parábolas como estas les anunciaba la Palabra, en la medida en que ellos podían comprender.
No les hablaba sino en parábolas, pero a sus propios discípulos, en privado, les explicaba todo.

Leer el comentario del Evangelio por : San Gregorio de Nisa
“Primero la hierba, después la espiga, y finalmente el trigo lleno de espigas

Jueves de la tercera semana del tiempo ordinario: 28/01/2016

Jueves de la tercera semana del tiempo ordinario: 28/01/2016

Evangelio según San Marcos 4, 21-25.
Jesús les decía: “¿Acaso se trae una lámpara para ponerla debajo de un cajón o debajo de la cama? ¿No es más bien para colocarla sobre el candelero?
Porque no hay nada oculto que no deba ser revelado y nada secreto que no deba manifestarse.
¡Si alguien tiene oídos para oír, que oiga!”.
Y les decía: “¡Presten atención a lo que oyen! La medida con que midan se usará para ustedes, y les darán más todavía.
Porque al que tiene, se le dará, pero al que no tiene, se le quitará aun lo que tiene”.

Miércoles de la tercera semana del tiempo ordinario: 27/06/2016

Miércoles de la tercera semana del tiempo ordinario: 27/06/2016

Evangelio según San Marcos 4,1-20.
Jesús comenzó a enseñar de nuevo a orillas del mar. Una gran multitud se reunió junto a él, de manera que debió subir a una barca dentro del mar, y sentarse en ella. Mientras tanto, la multitud estaba en la orilla.
El les enseñaba muchas cosas por medio de parábolas, y esto era lo que les enseñaba:
“¡Escuchen! El sembrador salió a sembrar.
Mientras sembraba, parte de la semilla cayó al borde del camino, y vinieron los pájaros y se la comieron.
Otra parte cayó en terreno rocoso, donde no tenía mucha tierra, y brotó en seguida porque la tierra era poco profunda;
pero cuando salió el sol, se quemó y, por falta de raíz, se secó.
Otra cayó entre las espinas; estas crecieron, la sofocaron, y no dio fruto.
Otros granos cayeron en buena tierra y dieron fruto: fueron creciendo y desarrollándose, y rindieron ya el treinta, ya el sesenta, ya el ciento por uno”.
Y decía: “¡El que tenga oídos para oír, que oiga!”.

Cuando se quedó solo, los que estaban alrededor de él junto con los Doce, le preguntaban por el sentido de las parábolas.
Y Jesús les decía: “A ustedes se les ha confiado el misterio del Reino de Dios; en cambio, para los de afuera, todo es parábola,
a fin de que miren y no vean, oigan y no entiendan, no sea que se conviertan y alcancen el perdón”.
Jesús les dijo: “¿No entienden esta parábola? ¿Cómo comprenderán entonces todas las demás?
El sembrador siembra la Palabra.
Los que están al borde del camino, son aquellos en quienes se siembra la Palabra; pero, apenas la escuchan, viene Satanás y se lleva la semilla sembrada en ellos.
Igualmente, los que reciben la semilla en terreno rocoso son los que, al escuchar la Palabra, la acogen en seguida con alegría;
pero no tienen raíces, sino que son inconstantes y, en cuanto sobreviene la tribulación o la persecución a causa de la Palabra, inmediatamente sucumben.
Hay otros que reciben la semilla entre espinas: son los que han escuchado la Palabra,
pero las preocupaciones del mundo, la seducción de las riquezas y los demás deseos penetran en ellos y ahogan la Palabra, y esta resulta infructuosa.
Y los que reciben la semilla en tierra buena, son los que escuchan la Palabra, la aceptan y dan fruto al treinta, al sesenta y al ciento por uno”.

Martes de la tercera semana del tiempo ordinario: 26/01/2016

Martes de la tercera semana del tiempo ordinario: 26/01/2016

Lectura del santo evangelio según san Marcos (3,31-35):

En aquel tiempo, llegaron la madre y los hermanos de Jesús y desde fuera lo mandaron llamar.
La gente que tenía sentada alrededor le dijo: «Mira, tu madre y tus hermanos están fuera y te buscan.»
Les contestó: «¿Quiénes son mi madre y mis hermanos?»
Y, paseando la mirada por el corro, dijo: «Éstos son mi madre y mis hermanos. El que cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre.»

Lunes de la tercera semana del tiempo ordinario: 25/01/2016

Lunes de la tercera semana del tiempo ordinario: 25/01/2016

Lectura del Evangelio según San Marcos 15, 16-18

San Marcos 15, 16-18

En aquel tiempo, Jesús se apareció a los once y les dijo: «Id por todo el mundo y predicad a todos la Buena Nueva del Evangelio. El que crea y sea bautizado se salvará; el que no crea será condenado. Los que crean harán milagros como estos: expulsarán demonios por el poder de mi nombre; hablarán lenguajes nuevos; si cogen serpientes con las manos o beben veneno no les hará daño; los enfermos a los que habrán impuesto las manos se pondrán buenos».

 

Celebración San Juan Bosco: 31 de Enero

Celebración San Juan Bosco: 31 de Enero

El próximo día 31 de Enero es la gran fiesta de la comunidad Salesiana. En dicho día se celebra la fiesta de San Juan Bosco, que fue la persona que fundó dicha comunidad.

Para celebrar dicha fiesta durante las Celebraciones Eucarísticas (8h, 10h, 11h, 12h, 17h y 19h) estará expuesta una Relíquia del santo.
Al finalizar cada celebración se podrá venerar la reliquia.

Quedan todos invitados a celebrar con la comunidad Salesiana ésta fiesta.

Para conocer un poco la vida de éste santo les adjuntamos una pequeña reseña de su vida:

San Juan Bosco

(Becchi, 1815 – Turín, 1888) Santo y sacerdote italiano, también llamado Don Bosco. Su niñez fue dura, pues después de perder a su padre, tuvo que trabajar sin descanso para sacar adelante la hacienda familiar. Se cuenta que aprendió a leer en cuatro semanas; quería estudiar para ser sacerdote, por lo que tenía que hacer todos los días a pie unos diez kilómetros (a veces descalzo, por no gastar zapatos) para ir a estudiar en el liceo de Chieri. Con el fin de pagar sus estudios trabajó en toda clase de oficios.

Ordenado en 1841 y preocupado por la suerte de los niños pobres, particularmente por su imposibilidad de acceso a la educación, a partir de 1842 fundó el Oratorio de San Francisco de Sales. Estableció luego las bases de la Congregación de los sacerdotes de San Francisco de Sales, o salesianos (1851), aprobada en 1860, y de su rama femenina, el Instituto de Hijas de María Auxiliadora. Tales instituciones, dedicadas a la enseñanza de los niños pobres (a los que se formaba en diversos oficios y en la vida cristiana), se desarrollaron con rapidez gracias al impulso de uno de los grandes pedagogos del siglo XIX.

La orden salesiana alcanza hoy en día 17.000 centros en 105 países, con 1.300 colegios y 300 parroquias, mientras que el instituto femenino de María Auxiliadora (las Hermanas Salesianas) posee 16.000 centros en 75 países, dedicados a la educación de la juventud pobre. Ya en vida de Don Bosco las instituciones por él fundadas llegaron a reunir más de cien mil niños pobres bajo su protección.

Además de su labor educadora y fundadora, San Juan Bosco publicó más de una cuarentena de libros teológicos y pedagógicos, entre los cuales cabe destacar El joven instruido, del que se llegaron a publicar más de cincuenta ediciones y un millón de ejemplares sólo en el siglo XIX. El propio santo se encargó también de compilar y editar los llamados Sueños de Don Bosco, un total de 159 sueños en ocasiones premonitorios que tuvo a lo largo de su vida, el primero de ellos a los nueve años de edad.

San Juan Bosco murió la madrugada del 31 de enero de 1888 en Turín. Durante tres días, la ciudad piamontesa desfiló ante su capilla ardiente, a cuyo entierro acudieron más de trescientos mil fieles. Fue beatificado en 1929 y canonizado en 1934; para su canonización se presentaron 650 milagros obrados por él. Su festividad se conmemora el día de su fallecimiento, el 31 de enero.

Tercer domingo del tiempo ordinario: 24/01/2016

Tercer domingo del tiempo ordinario: 24/01/2016

Evangelio según San Lucas 1,1-4.4,14-21.

San Lucas 1,1-4.4,14-21Muchos han tratado de relatar ordenadamente los acontecimientos que se cumplieron entre nosotros, tal como nos fueron transmitidos por aquellos que han sido desde el comienzo testigos oculares y servidores de la Palabra.
Por eso, después de informarme cuidadosamente de todo desde los orígenes, yo también he decidido escribir para ti, excelentísimo Teófilo, un relato ordenado, a fin de que conozcas bien la solidez de las enseñanzas que has recibido.
Jesús volvió a Galilea con el poder el Espíritu y su fama se extendió en toda la región.
Enseñaba en las sinagogas y todos lo alababan.
Jesús fue a Nazaret, donde se había criado; el sábado entró como de costumbre en la sinagoga y se levantó para hacer la lectura.
Le presentaron el libro del profeta Isaías y, abriéndolo, encontró el pasaje donde estaba escrito:
El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. El me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor.
Jesús cerró el Libro, lo devolvió al ayudante y se sentó. Todos en la sinagoga tenían los ojos fijos en él.
Entonces comenzó a decirles: “Hoy se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de oír”.

Viernes de la segunda semana del Tiempo Ordinario: 22/01/2016

Viernes de la segunda semana del Tiempo Ordinario: 22/01/2016

Lectura del santo Evangelio según San Marcos 3, 13-19

En aquel tiempo, Jesús subió a la montaña, llamó a los que quiso, y se fueron con él.
A doce los hizo sus compañeros, para enviarlos a predicar, con poder para expulsar demonios: Simón, a quien dio el sobrenombre de Pedro, Santiago el de Zebedeo y su hermano Juan, a quienes dio el sobrenombre de Boanerges ─Los Truenos─,  Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago el de Alfeo, Tadeo, Simón el Cananeo y Judas Iscariote, que lo entregó.

La reliquia del P. Pío en el Templo del Tibidabo

La reliquia del P. Pío en el Templo del Tibidabo

P Pío Tibidabo 16.01.2016 16En el ámbito de las celebraciones del Jubileo de la Misericordia, el sábado 16 de enero tuvo lugar una Hora Santa de Oración y Celebración del Jubileo con la visita de la reliquia del mitón de una de las manos del P. Pío de Pietrelcina en el Templo Jubilar del Sagrado Corazón de Jesús del Tibidabo.
El acto que empezó a las 21’30 y se prolongó hasta casi las 23’30, fue organizado por el Grupo apostólico Jóvenes de San José y el Colegio del Corazón Inmaculado de María de Sentmenat que trajeron de su Colegio la estatua del Padre Pío que presidió la celebración. Dirigió la Hora Santa Mn. Jordi Gutiérrez Párroco de Nuestra Señora de Lourdes de Badalona.
La reliquia había sido confiada hace tiempo por los frailes de San Giovanni Rotondo al grupo de oración del Padre Pío de Tortosa quienes muy caritativamente cedieron a los Jóvenes de San José, la custodia de la reliquia para la celebración.
La asistencia fue extraordinaria llenándose por completo el recinto de la cripta y habilitándose todas las sillas plegables disponibles. Era tal la afluencia de personas que se tuvo que renunciar a la entrada solemne desde el fondo de la Iglesia tal como se había previsto.
Predicó sobre la santidad del Padre Pío el P. capuchino Valentí Serra de Manresa, de la Comunidad de Sarriá. Varios padres salesianos y Mn. Joan Prat, párroco de San José de Manresa, ocuparon el confesionario durante todo el tiempo que duró la ceremonia facilitando el que muchos fieles pudiesen ganar la Indulgencia Plenaria del Jubileo tal como se les se explicó.
Muchos de los asistentes manifestaron su satisfacción al haber podido asistir a un acto religioso tan emotivo en el ámbito del Año Jubilar de la Misericordia.
P Pío Tibidabo 16.01.2016 5 P Pío Tibidabo 16.01.2016 4 P Pío Tibidabo 16.01.2016 3 P Pío Tibidabo 16.01.2016 1 P Pío Tibidabo 16.01.2016 13 P Pío Tibidabo 16.01.2016 11 P Pío Tibidabo 16.01.2016 8 P Pío Tibidabo 16.01.2016 7